fbpx
importancia de un buen aislamiento térmico en casa

La importancia de un buen aislamiento térmico en casa

Cuando estás ante una casa antigua y que necesita una buena rehabilitación, una de las primeras grandes mejorías en el hogar es pensar en el proyecto de un buen aislamiento térmico.

Uno de los grandes objetivos de aislar la casa es ayudar a mejorar o optimizar el consumo de la energía que producen principalmente los radiadores eléctrico como de gasoil o las mismas chimeneas si eres un gran amante de la leña para calentar la vivienda.

Poder aprovechar todas estas energías, te permitirá dar el mayor rendimiento a las mismas y por la misma ahorrar su consumo y por la misma también dinero.

Datos relevantes sobre el aislamiento térmico

Aunque pensemos que el aislamiento térmico en España se está haciendo correctamente, esto no quito que los datos están ahí.

Se habla de que el 99% de las viviendas  tienen pérdidas importantes de calor por culpa de un mal aislamiento térmico.

¿Cuál es el resultado de un tan malo aislamiento en las viviendas? Pues, que estamos ante un gran consumo de energía, más gasto de dinero y como no olvidar, una mayor emisión de C02 y por consiguiente, más contaminación.

¿Por qué aislar térmicamente tu casa?

Desde luego, la prioridad del aislamiento térmico en una vivienda es para ganar calidad de vida, lo que se conoce “Bienestar”. Poder estar en casa y no tener ni frio, ni calor es un gran plus para vivir mejor en el día a día en tu vivienda.

De ahí, la importancia de una buena elección de los materiales aislantes térmicos para garantizar una buena eficiencia energética de la vivienda.

También te puede interesar: ¿Qué es la eficiencia energética?

Con el aislamiento térmico de la vivienda ganamos bienestar, ahorra de dinero y cuidamos el medioambiente. Como puedes ver son solo ventajas al respecto.

Cuando AislaVigo trata de explicar a sus clientes la importancia del aislamiento térmico y la elección del tipo de aislante, queremos siempre transmitir que se trata de una inversión a largo plazo.

¿Dónde tenemos que aislar la vivienda?

Es cierto que por desconocimiento solemos pensar siempre que el aislamiento de la vivienda solo es en las fachadas. Pero según cada estudio de cada vivienda, nos damos cuenta del nulo aislamiento térmico en los techos y suelos, así que las ventanas y puerta de entrada.

Las ventanas y la puerta de entrada, sin olvidar las puertas interiores son unas de las zonas más propensas a puentes térmicos (entrada y salida de frío y calor). Por eso, de poco sirve si la casa no tiene unas ventanas y puerta con rotura de puente térmico.

Lo mismo pasa con el suelo y el techo de la vivienda, si no aislamos bien esas zonas tendremos un gran conducto de frío o calor y por mucho que aislemos las paredes de la vivienda, poco solucionaremos el problemas de aislamiento de esa vivienda.

Con datos, te lo hacemos entender mejor. Con un buen aislamiento térmico tanto en las paredes, la cubierta, el suelo, las ventanas y las puertas (entrada como interiores) permitiremos ahorrar hasta un 70% de la factura energética.

Aislamiento térmico como inversión para el hogar

Según IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), una rehabilitación térmica de la vivienda teniendo el coste de esa obra, podremos amortizar esa inversión en entre 3 y 5 años. Y sabiendo que una vivienda tiene una vida útil larga, una vez amortizado ese coste, ahorraremos mucho dinero con la factura energética.

Ventajas del aislamiento térmico en casa

En resumen a todo lo dicho anteriormente, te vamos a comentar todos los beneficios de un buen aislamiento térmico:

  • Menos consumo y por consiguiente, factura del consumo energético más bajo
  • Mejoraremos el rendimiento de las instalaciones térmicas. Al tener un buen aislamiento no tendremos pérdidas de frío ni calor en el hogar, lo que permitirá un mejor reparto de la energía por la vivienda en menor tiempo.
  • Mejoramos el confort y el bienestar en la vivienda. Gracias a ese aislamiento térmico tendremos un confort en la vivienda en cualquier temporada del año.
  • Contaminaremos menos. Debido a un menor consumo energético, la emisión de CO2 será disminuida. Recordemos que el CO2, a igual que otros gases producen el efecto invernadero.
  • Mantenimiento mínimo en el aislamiento. Dependiendo del tipo de aislante, si hacemos una buen elección, estaremos ante una vida útil del mismo larga y con necesidad de pocos cuidados.
  • Mejoramos el aislamiento acústico. Aunque siempre hablemos de propiedades térmicas en el aislante, también la mayoría de ellos tienen soluciones para la disminución del ruido.
  • Evitamos o reducimos problemas de humedades. Un buen aislamiento térmico eliminará las condensaciones en la vivienda.
  • El valor inmobiliario de la vivienda aumenta. Le damos una mejoría a la vivienda, dándole por la misma, una mejoría en su valor patrimonial.

Conclusión

Ahora ya sabes lo importante que es elegir una buena solución constructiva para aislar una vivienda.

Por eso, cuando te preguntas ¿Cuánto cuesta aislar una casa? Tienes que pensar que no es solo una cuestión de ir al precio más económico pero también fijarte en la calidad de los productos de aislamientos y el servicio que te ofrece la empresa.

Si vamos a lo barato o la mala calidad, este proyecto en tu casa acabará siendo un gasto inútil y no una inversión.

¡Y no te olvides! El aislamiento de las cubiertas y los suelos son tan importantes que el aislamientos de las paredes si queremos conseguir al 100% los beneficios del aislamiento térmico.

AislaVigo te va a asesorar para elegir la mejor opción de aislantes y su instalación con la mejor relación calidad-precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.