fbpx
energía solar para climatizar tu hogar

Energía solar para climatizar tu hogar

España es, con Portugal, el país europeo con mayor número de horas de luz al día, como más de ocho horas. Si a esto le sumamos la necesidad, a nivel doméstico, de reducir el gasto económico en facturas y la contaminación ambiental, la energía solar se posiciona como la mejor solución a estos problemas, ya que es una energía renovable, ilimitada y económica.

Hay dos tipos de energía solar que podemos aprovechar a nivel doméstico: el primero utiliza paneles solares fotovoltaicos y el segundo utiliza paneles solares térmicos. Ambos tipos se pueden usar para enfriar una casa.

Placas fotovoltaicas para generar electricidad

Los paneles solares fotovoltaicos utilizan el efecto fotoeléctrico para obtener electricidad a partir de la radiación solar. La radiación solar golpea el panel, lo que lo convierte en corriente continua. Posteriormente, esta corriente puede almacenarse en la batería solar o convertirse en corriente alterna a través del convertidor solar, para que pueda utilizarse en casa.

La electricidad producida en el sistema solar se puede utilizar para cualquier sistema doméstico. Uno de sus mejores usos es en los electrodomésticos que utilizamos para la climatización. Este tipo de energía es completamente gratis, por lo que ahorraríamos mucho en este sentido.

Gracias a la instalación de paneles solares fotovoltaicos, podríamos lograr el autoconsumo, para lo cual necesitaremos que nuestro sistema de aire acondicionado sea eléctrico, como calentadores eléctricos. Si además utilizamos calentadores eléctricos de bajo consumo, la eficiencia del sistema será mucho mejor y tendremos que generar menos electricidad.

La ventaja de este tipo de energía solar es que podemos generar electricidad, por lo que podemos conseguir el autoconsumo, acabando con las facturas de energía.

Paneles solares térmicos para calefacción y agua caliente sanitaria

Los paneles solares térmicos son alimentados por radiación solar para calentar un fluido caloportador o un volumen de aire que pasa a través de ellos, y luego transfieren este calor a una cantidad de agua que se almacena en un acumulador o tanque de almacenamiento.

El tamaño de la instalación dependerá del uso que le demos al agua caliente que obtengamos. Si es solo agua potable, se considera que para una casa habitada por cuatro personas, dos paneles térmicos (entre 3m2 y 4m2) pueden cubrir entre el 60 y el 70% de las necesidades energéticas al año.

Si por el contrario lo usaremos también para calefacción, el tamaño dependerá del tamaño de la casa. Generalmente se considera que un metro cuadrado de paneles por cada diez metros cuadrados de vivienda reducirá los costes de calefacción entre un 20% y un 35%.

Si bien este tipo de paneles proporcionan un buen ahorro, lo cierto es que siguen siendo un sistema de apoyo porque no se puede producir electricidad. Si quieres ahorrar lo máximo posible, es más recomendable instalar paneles solares fotovoltaicos con calentadores eléctricos de bajo consumo.

Energía solar, una inversión que se rentabiliza

Los paneles solares eran mucho más caros hace años. Esto hizo que la gente no diera prioridad a su instalación, ya que no resultaba nada rentable. Además, las reglas y leyes que rodean a las instalaciones de este tipo no dan mucha seguridad en cuanto a su rentabilidad.

Sin embargo, el precio de los paneles solares ha caído casi un 80% desde 2010, lo que ha aumentado significativamente su rentabilidad. También hay que tener en cuenta que la tecnología de los sistemas de energía solar fotovoltaica y térmica ha mejorado mucho, aumentando la eficiencia de los paneles y su vida útil, lo que ha reducido significativamente el tiempo de amortización de la inversión. Sin embargo, lo que ha reducido considerablemente el plazo de amortización es la derogación del impuesto solar. Todo ello ha permitido reducir a la mitad el plazo de amortización de una instalación solar, que se sitúa entre cinco y siete años.

¿Qué te ha parecido este artículo? AISLAVIGO.COM te invita a seguir navegando por su blog para aprender más sobre ahorro energético y aislamientos térmicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.