fbpx
aislamiento térmico y ahorro

Aislamiento térmico y ahorro

Afortunadamente, hoy en día somos cada vez más conscientes de la importancia de reducir el consumo energético en nuestro hogar, aunque sea para ahorrar en la factura energética.

Una de las formas de ahorrar energía, que muchas personas ignoran, es mejorar el aislamiento térmico de su hogar. Aunque ya existen normativas que lo exigen, muchos edificios antiguos no cumplen. Te explicamos los beneficios de mejorar este aspecto de tu hogar.

Aislamiento térmico en tu vivienda

La función de aislamiento térmico la proporciona un material o sistema diseñado para diferentes funciones. En este sentido, puede suceder que un muro de carga en un edificio cumpla con los requisitos de aislamiento térmico pero, en otro edificio, este mismo muro requiera un aislamiento adicional para cumplir con estos mismos requisitos.

Actualmente, normativas como el Código Técnico de la Edificación (CTE) o el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) determinan la obligación de cumplir una serie de requisitos mínimos de eficiencia energética, tanto en la construcción de nuevas edificaciones como en las que se van a rehabilitar. .

A nivel industrial, este tipo de aislamiento es útil para evitar que una transferencia de temperatura se convierta en un obstáculo para procesos industriales donde no se permiten diferencias de temperatura. Además, si el aislamiento térmico es deficiente, la temperatura de la superficie exterior puede ser tan alta que cause lesiones a los trabajadores o mayores peligros como combustión o incendio.

Ventajas de la mejora del aislamiento térmico en una vivienda

Reducción del consumo de energía

Mejorar el aislamiento en una casa hace que la temperatura interior sea más estable y hay menos pérdida de calor o frío a través de la envolvente. Este hecho significa que se requiere menos uso de los sistemas de aire acondicionado de una casa.

El ahorro energético que aporta un buen aislamiento térmico dependerá de si se coloca en todo el recinto o solo en partes importantes. En general, puedes ahorrar hasta un 60% en aire acondicionado en casas convencionales y hasta un 90% en una casa pasiva.

Ahorro económico en la factura de energía

Esto es obvio, pero si usamos menos energía en los sistemas de aire acondicionado, reduciremos nuestras facturas de energía. El aire acondicionado en una casa puede representar el 40% de la factura por lo que es muy importante reducir los gastos en este sentido.

Aislamiento acústico

El aislamiento térmico, dependiendo de los materiales utilizados, también sirve como aislamiento acústico, reduciendo el ruido del exterior y del interior de las viviendas.

Mayor comodidad en la vivienda

Una habitación ya no se enfría ni se calienta con tanta rapidez y la temperatura se mantiene más estable (tanto en relación al exterior como entre distintas estancias), lo que aumenta el confort y la comodidad de nuestro hogar.

Reduce las humedades

La falta de un buen aislamiento térmico puede provocar humedad en el interior de la fachada o medianeras. Mejorar este aspecto reducirá la humedad.

Mejorando la casa

Una mejora en el aislamiento de la vivienda implica una mejora en la clasificación energética y se convierte en un valor añadido, aumentando el precio de venta de nuestra vivienda.

La inversión se amortiza rápidamente

Una simple actualización se puede recuperar, gracias a los ahorros que proporciona, en aproximadamente dos o tres años. Una rehabilitación térmica promedio que incluya todo el sobre puede amortizarse en aproximadamente cinco a siete años.

Sostenibilidad

Reducir el consumo de energía significa que también se reduce la contaminación emitida.

Si necesitas aislar tu vivienda y estás en Vigo o su área metropolitana, no dudes en llamarnos o si prefieres que te llamemos, puedes rellenar el formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.